• Alejandro Lagos

Aumento de inflación.



El aumento de la inflación a nivel mundial está convirtiéndose en las mayores preocupaciones en el entorno de la economía. Los índices de inflación deben de ser moderados para que una economía progrese, y desde hace un tiempo el incremento de la inflación sigue en alza. Para todo consumidor comprar a precios bajos sería lo ideal. Precios bajos, mayor consumo y crecimiento económico, pero no es del todo cierto.


Para los economistas este hecho es contradictorio, ya que para que una economía funcione, la inflación tiene que estar en términos moderados, ni al exceso ni a la baja.

Desde el inicio de la pandemia las subidas de los precios se están viendo cada vez más agravadas. En este momento se registran cifras de máximos históricos en Europa y Estados Unidos, hecho que preocupa a los economistas.


Desde los últimos 40 años no se ha visto un proceso de aceleración inflacionaria tan considerable. Algunas de las causas de esta situación se deben a:


-La crisis energética

-La crisis en el transporte marítimo

-Los estrictos confinamientos


El proceso de inflación tiene una parte buena y una mala. Buena porque “la oferta se regulariza y los precios vuelven a sus valores previos”; mala porque “el precio de los productos, aumentan y el consumidor tiende a consumir menos”.





¿Qué está sucediendo en Japón?


Mientras el resto del mundo teme por el panorama económico mundial, Japón celebra este aumento de la inflación. ¿Por qué? Japón tras este panorama de aumento de la inflación celebra que su economía por primera vez en años supera unos índices de inflación del 2%.

Hace unos meses el gobierno de Japón intento aumentar los índices de inflación, y no dio un buen resultado. La finalidad era incrementar los salarios, aumentar precios y de este modo incrementar beneficios en cuanto a la demanda interna. La consecuencia directa fue un efecto rebote, los consumidores no aceptaron el aumento de los precios y las empresas se vieron obligadas a bajar la calidad de sus productos, descontentando a los clientes.

Sin embargo, el mayor riesgo a corto plazo para la economía mundial proviene de China, donde parece cada vez más probable una contracción total del PIB este trimestre.


Desde China se controlan los mayores índices de demanda, producción, importaciones y exportaciones a nivel mundial. Son básicamente los mayores impulsores de crecimiento a nivel regional y mundial.


La perspectiva económica de China se está debilitando. En términos generales, también se denota que, en cuanto a las importaciones la economía se va estancando.

Por su parte el descenso mensual de las exportaciones revela que China está produciendo por debajo de su potencia y la demanda internacional es menor.


En conclusión, muchos son los ejes que tienen que enlazarse para mejorar este panorama internacional. De momento la situación no es del todo favorable y la respuesta de cuando mejorará sigue siendo incierta.-

78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo