• Alejandro Lagos

Baja en fletes marítimos.



La escasa demanda de servicios de transporte marítimo que se registra en las últimas semanas está provocando que los fletes caigan. Desde el punto de vista económico, esta situación se debe a la inflación que está provocando que los consumidores dejen de comprar y, por otro, muchas empresas norteamericanas y europeas han acumulado altos niveles de inventario.


Una baja en los precios no es necesariamente una buena señal a nivel macroeconómico, ya que, si es atribuida a una baja en la demanda agregada, significa que probablemente haya presiones inflacionarias que la provoquen, lo que se traduce en un menor poder adquisitivo, equivalente a menos ventas para los importadores, por ende, menos importaciones, y así se produce un ciclo virtuoso, que termina por bajar más aún el precio de los fletes. Y aquí es donde se produce un fenómeno muy importante a tener en consideración, ya que no es necesariamente bueno para los importadores que las tarifas caigan mucho.


Ahora bien, si abordamos el tema desde otra teoría, y si somos capaces de aumentar la competitividad traspasando los menores costos de transporte a nuestro producto final, aumentaremos el poder adquisitivo, impulsando el consumo y las ventas, lo que provocará una mayor demanda por los productos que importamos. Todo ello se traducirá en más órdenes de compra a países productores, y por ende más contenedores en el agua, lo que provocará un círculo virtuoso "positivo". Pero ¿A costo de fletes más altos? No sabemos.


Dada la situación internacional es muy difícil poder hacer pronósticos más precisos, ya que como vemos todo tiene más de una perspectiva y es justamente la manera en que estos factores conversan e interactúan entre sí la forma en que se determina, en este caso, el precio de un flete.


En CHINANEGOCIOS S.A. buscamos entregar a nuestros usuarios datos confiables que influyan en sus procesos de importaciones.

246 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo