top of page
  • Foto del escritorAlejandro Lagos

Cómo enfrentar tiempos difíciles en la economía.



Tener una empresa durante una crisis económica puede ser desalentador. Pero con algunos consejos podrá enfrentar una recesión económica más fácilmente:


No tomar decisiones precipitadas


Este es un momento en el que debes ser extremadamente cuidadoso y reflexivo. No hagas grandes cambios sin investigar o analizar. Este no es el momento de correr riesgos, quédate con lo que sabes y lo que ha funcionado en el pasado.


Disminuir gastos


La disminución de gastos te puede ayudar a mantener tu flujo de efectivo. Asimismo, ayuda a reducir la deuda y los inventarios. Por ejemplo, algunas empresas también pueden contemplar la posibilidad de subcontratar algunas de sus operaciones para disminuir costos.


Optimizar el inventario


Muchas empresas tienden a invertir exageradamente en inventarios. Sin embargo, la mejor manera de prepararse es optimizando. El primer paso consiste en identificar las fortalezas, debilidades y oportunidades de tu empresa. Una vez los hayas identificado, debes empeñarte en optimizar el inventario teniendo presentes esas fortalezas y debilidades.


Reducir los desperdicios


Para este efecto, se deben reducir los costos y gastos generales innecesarios. Las empresas pueden también aumentar la eficiencia de la producción. El desperdicio también se reduce disminuyendo la cantidad de tiempo dedicado a ciertas actividades innecesarias.


Invertir en oportunidades de crecimiento


Las empresas pueden realizar inversiones inteligentes para mantenerse por delante de la competencia y evitar los efectos de una recesión.


Las oportunidades de crecimiento son aquellas que ayudan a una empresa a continuar expandiendo sus operaciones y llegar a nuevos mercados.


Estas suelen estar relacionados con nuevos productos, servicios, tecnología e infraestructura. Las empresas también deberían estar conscientes de los riesgos en que incurren cuando invierten en ciertas oportunidades. Estas pueden ser riesgosas si tienes altos niveles de endeudamiento o si tienes flujo de dinero al límite.





Disminuir los riesgos


Para que la empresa sobreviva la tormenta económica, debe disminuir sus riesgos. Asimismo, tiene más recursos para devolver al mercado. Otro riesgo que se presenta en una recesión es el impacto que tiene sobre los consumidores, quienes pueden estar menos dispuestos a gastar dinero debido a la situación económica. Si puedes disminuir tus costos y precios, también podrás reducir este riesgo.


Centrarse en el crecimiento


Debes enfocarte exclusivamente en lo que genera crecimiento. Esto también te permite ampliar la participación en el mercado y asegurar de que se tendrá más oportunidades cuando se recupere la economía. La clave está en centrarse en el crecimiento de las áreas en las que tienes una ventaja competitiva.


Analizar la fuerza laboral


El actual clima de la economía no favorece al mercado laboral, lo cual dificulta encontrar empleados calificados. Con esto en mente, se debe analizar la fuerza laboral. Los cambios podrían incluir reestructurar los equipos. Si quieres sobrevivir a una recesión es vital entender cuáles son las fortalezas y debilidades de tu equipo.


No despedir empleados a menos que sea completamente necesario


Despedir empleados debe ser el último recurso cuando se hayan agotado todas las demás medidas de reducción de costos. No solo es disruptivo para la empresa , sino que también puede dañar la cultura del negocio y dificultar la atracción de talento en el futuro. Los costos financieros y morales terminan siendo muy altos.


Si no hay alternativas y se debe despedir trabajadores, hacerlo de manera respetuosa y considerada. Ofrecer paquetes de indemnización y servicios de reubicación para ayudarlos en la transición a nuevos trabajos.





Aumentar las ventas tanto como sea posible


Con un incremento de ventas el negocio se vuelve rentable. Aumentando las ventas a corto plazo, se ahorra dinero a largo plazo al no tener que despedir empleados. Las promociones y descuentos permite atraer consumidores . Otra opción consiste en ofrecer más valor en productos o servicios.


Supervisar los plazos de pago ofrecidos


Durante una recesión, menor probabilidad existe de que los clientes paguen sus facturas a tiempo. Para enfrentar esta situación, las empresas pueden ajustar sus plazos de pago, lo que incentivos para personas que tienen deudas pendientes. Pasar a los clientes problemáticos a un modelo de pago por adelantado. Un modelo de pago por adelantado es una buena forma de lidiar con clientes que no pagan. Esto permitirá a las empresas tener un mayor control sobre su flujo de efectivo.


Crear créditos de proveedores


Algunas empresas utilizan el crédito de proveedores como una forma de prepararse para una recesión. Esto se debe a que les brinda acceso a más materiales. Aumentar el crédito implica construir relaciones con los proveedores. Esto garantizará a las empresas el capital necesario para seguir operando durante el ciclo económico.


Crear una reserva de efectivo


Durante una recesión las empresas necesitan crear un fondo de emergencia. Esto les ayudará a prepararse para el peor de los casos y les brindará la flexibilidad para tomar decisiones complicadas. Para crear una reserva de efectivo, las empresas deben primero evaluar sus finanzas y determinar cuánto necesitan guardar.


Reposicionar su marca


Reposicionar la empresa es la acción de cambiar la estrategia para asegurarse de estar preparada para el futuro. Una empresa puede optar por reposicionar su marca realizando cambios a sus productos o servicios. De igual manera, puede cambiar sus tácticas de mercadeo y re establecer sus valores de marca. Incluso puede cambiar su imagen para atraer a un mercado más amplio.


Muchas de estas acciones se consiguen planificando y concretado compras en China. Conseguir productos que lo diferencian de la competencia a menor precio otorga un poderoso mecanismo para mejorar la rentabilidad.


“Ganar más vendiendo menos”

37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page