• Alejandro Lagos

Cómo mantener mi negocio en tiempo de pandemia.



No hace mucho veíamos de lejos como en una ciudad de China se iniciaba la propagación y contagio del COVID-19, es más parece ayer que el primer caso de coronavirus confirmado salía en las noticias.


Ahora regresando a la normalidad, debemos preguntarnos si fuimos capaces de superar esta crisis, es momento de elaborar estrategias post-crisis para ser capaces de afrontar la siguiente etapa y formular nuevos métodos de trabajo.


Es tiempo de revisar labores administrativas, cómo las gestiones de crédito y cobranza. Si usted vende al crédito, tómese el tiempo de revisar los créditos vencidos o por vencer de tus clientes, además recuerde que si vas a realizar gestiones de cobranza, dada la situación, es importante (dentro lo posible), ser flexible con los periodos de pago para mantener y apoyar de alguna manera a tus clientes. Es bueno conversar directamente y llegar a un acuerdo entre las partes.


Controle sus gastos: Importante es tratar de no gastar dinero en artículos que no son indispensables para el funcionamiento de su negocio. Es hora de centrarse en lo esencial para que el negocio funcione de la mejor manera.


Ayude a sus clientes a través de canales digitales: Habilite una asistencia telefónica y/o por correo electrónico; en tiempo de crisis, debe aumentar su capacidad de servicio al cliente y garantizar una comunicación óptima y oportuna. Las REDES SOCIALES son una buena opción para fomentar esta comunicación utiliza Facebook Messenger, WhatsApp y otras plataformas de mensajería instantánea. También puedes ofrecer opciones de videoconferencia a través de Skype, Hangouts o FaceTime, para que sus clientes puedan tener esa sensación de "cara a cara" sin estar realmente en persona.


Haz estrategias con tu equipo y crea un plan de contingencia: Ahora es el momento de mirar críticamente tu negocio y hacer un plan de continuidad comercial. Si hay algo que comparten los propietarios de pequeñas empresas y los grandes empresarios, es ser resistentes e ingeniosos en tiempos de adversidad.


Negociar y mantener contacto con sus proveedores: Para ajustar tu oferta y elaborar estrategias para superar las implicaciones financieras que se avecinan.


Tenga un plan para mantener sus ventas: Ahora es el momento de pensar en formas innovadoras para poner tu producto o servicio en manos de tus clientes. Es posible que deba cambiar la forma en que entrega sus productos o servicios y elaborar un cronograma de despacho luego que pase la situación de emergencia.


Comuníquese con su personal, agregue más flexibilidad y mantenga información sobre formas de prevención y cuidados frente al COVID-19, implemente el trabajo remoto. Trate de ser lo más comprensivo posible, tenga un plan de contingencia en caso de que tenga poco personal. Implemente medidas para que tus colaboradores se trasladen con seguridad.




Informe a sus clientes si debe alterar los horarios de atención o cerrando la tienda para una limpieza profunda; comparta los protocolos de limpieza, desinfección e higiene que está siguiendo.


Debemos ser conscientes que lo más probable que el retorno del público hacia el consumo de ciertos productos será progresivo, siendo los de consumo básico tal vez los más solicitados. Además esta experiencia puede dejar huella para que las personas tomen mayor cuidado en el transportarse, al asistir a establecimientos muy transitados, y sobre todo que modifique su mente y forma de comprar. En vista del pánico creado por el contagio, el ser humano como mecanismo de defensa, va a evitar el contacto por un corto tiempo.


Lo mismo va a pasar con el nivel de precios y faltantes de stock que podemos ver en todos los rubros; debemos ser pacientes de que todo pasará y esperar con calma el retorno a la normalidad. Asegúrese de tener un buen inventario con stock, revisando fechas de vencimiento y caducidad de productos.


La inestabilidad de los embarques seguirá al menos durante el próximo año y teniendo un stock adecuado podrá atender la demanda de sus clientes a diferencia de sus competidores que no tomaron a tiempo la decisión de importar. El valor de los fletes y las limitaciones del transporte marítimo seguirán por mucho tiempo.


Es importante que esta experiencia nos cause conciencia sobre que la mejor forma de salir airoso de situaciones complicadas es la prevención, por ello debemos estar siempre preparados y alertas. Acojamos a nuestro día a día la tecnología, no perdamos la comunicación y sobre todo no dejemos de realizar labores fundamentales para continuar vendiendo para mantener nuestro negocio en pie.


No detenga sus ventas, en CHINANEGOCIOS S.A. podemos colaborar con un soporte integral para su próxima importación.

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo