• Alejandro Lagos

Coronavirus: China vuelve al confinamiento de 36 millones de personas "como hace dos años".



Escuelas cerradas, teletrabajo, paquetes rociados con desinfectante a las puertas de casa.

Las escenas que se sucedían hace dos años en China, en el periodo más duro del confinamiento que trató de frenar la expansión de la COVID-19, está volviendo a algunas grandes urbes del gigante asiático.


Millones de personas en todo el país se enfrentan ahora a duras restricciones por el repunte de los casos de coronavirus.


Entre las zonas afectadas por nuevas medidas se encuentran algunos puntos neurálgicos del país como el centro tecnológico Shenzhen y la mega urbe de Shanghái.

Grandes empresas multinacionales han detenido algunas operaciones a medida que China amplía las zonas confinadas.


Shenzhen es una de las diez ciudades chinas confinadas, entre las que también se encuentran Dalian, Nanjing y Tianjin, cerca de Pekín.


En Shanghái, la metrópolis más poblada de China, se confinaron zonas residenciales y las autoridades están haciendo todo lo posible para evitar un confinamiento general.

No podemos dejar pasar esta situación ya que sabemos se va a volver a producir atrasos en la fabricación y en la logística para embarques.


Estamos informando a nuestros clientes y revisando la posibilidad de adelantar pedidos planificados para meses posteriores ya que claramente nos vamos a encontrar con quiebres de stock. Obviamente adelantar compras implica contar con mayor disponibilidad de caja y en la mayoría de los casos estamos enfrentando a través de un trabajo con los bancos de nuestros clientes.


El valor de los fletes marítimos siguen en un nivel alto pero menor a los meses del peak de fin de año configurando un escenario complejo. Las empresas que tomen resguardo y actúen con prontitud claramente tendrán una mejor posición que su competencia en los meses próximos.

864 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo