• Alejandro Lagos

Puertos de Los Ángeles y Long Beach alcanzan la cifra de 70 porta-contenedores esperando atraque.



En tanto, Vietnam mantiene sus puertos cerrados y el Covid-19 amenaza con poner en jaque al puerto de Xiamen.


La semana anterior se contabilizó la impensada suma de 71 buques esperando sitio de atraque en los puertos de Los Ángeles y de Long Beach (LA-LB). Hoy un buque puede tardar hasta dos semanas en conseguir un amarre.


Los tres problemas más relevantes que congestionan las terminales del sur de California en la actualidad son: los sitios de atraque, la mano de obra (el número adecuado de cuadrillas para que el buque trabaje eficazmente) y la capacidad de los puertos.


Hay otros factores que contribuyen a agravar el problema, como el exceso de buques y la falta de equipos ferroviarios y trenes para trasladar los contenedores fuera de las terminales a un lugar en el interior, lo que se está convirtiendo en un problema a medida en que las líneas navieras comienzan a limitar los envíos IPI [Interior Point Intermodal]. Dado lo anterior las empresas están optando por un modelo de transbordo en la Costa Oeste, lo que está añadiendo más congestión al espacio de las terminales.


Puerto de Asia


Los puertos de Vietnam siguen cerrados y podría pasar algún tiempo antes de recuperarse y volver a la normalidad. El país tiene menos del 6% de la población vacunada, por lo que se complicarán sus exportaciones de calzado y juguetes para la época de Navidad. En Xiamen, China, se vive una situación similar y está empeorando. "Las fábricas están cerrando mientras se pide a los trabajadores que se queden en casa. Podrían pasar varias semanas antes de que se recupere. El gobierno está exigiendo que toda la ciudad sea examinada" y reitera que en China "harán lo que sea necesario para evitar que el Covid se extienda a otras ciudades y provincias. Incluso si eso significa cerrar sus fábricas y puertos".


Esta situación que nos puede parecer lejana no hace más que confirmar la necesidad de anticipar la decisión de importar insumos y mercaderías para no quebrar stocks. El miedo al valor de los fletes ha sido muy incidente en el atraso de muchas importaciones este año y el resultado está a simple vista, falta de stocks en variados rubros y precios al alza en forma constante.


Nuestra impresión es que los fletes no bajarán en el mediano plazo lo que obliga a definir si: sigo perdiendo ventas y dejo que la competencia reciba esos clientes no atendidos en mi negocio? o definitivamente, tomo acciones y activo las compras en China para ser de los pocos que hoy se dan el lujo de atender y mantener adecuadamente a su cartera de clientes.


Lo descrito puede agravarse aún más en los próximos meses en que se avecina el tiempo de mayor congestión marítima por la proximidad de las fiestas anuales de año nuevo Chino.

305 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo