top of page
  • Foto del escritorAlejandro Lagos

Geomembranas.



Las geomembranas son láminas geosintéticas que aseguran la estanquidad de una superficie. Normalmente se usan para remediar las pérdidas de agua por infiltración o para evitar la migración de los contaminantes al suelo. Generalmente las geomembranas están hechas de polietileno, de alta y de baja densidad (HDPE, VFPE), de elastómero bituminoso, de polipropileno (PP) o en cloruro de polivinilo (PVC). Se utilizan en ingeniería civil, la construcción, agricultura, medio ambiente y en la industria.

A menudo son termosoldables para realizar las uniones en condiciones de calidad y fiabilidad óptimas.


Las utilizaciones más comunes son:


Techos, piscinas, canales de riego ,estanques de almacenamiento - lagos, estanques, biodigestores- piletas - contención de residuos - túneles – acuicultura -diques de contención – estanques de almacenamiento – embalses –contención de lixiviados - protección de subsuelo - cimentaciones de edificios - almacenamiento, llenado, manipulación, tratamiento y uso de líquidos contaminantes.


Los diferentes tipos de geomembranas que existen se pueden clasificar por su estructura (homogéneo o reforzado); su acabado (liso o texturizado) o por su componente principal. La última categoría es la más utilizada para distinguirlas pues, según su composición; son más o menos adecuadas para determinadas aplicaciones. De esta manera encontramos geomembranas de polietileno (HDPE, VLDPE, LLDPE); cloruro de polivinilo (PVC, f-PVC); polipropileno (PP, fPP, fPP-R); geomembranas clorosulfonadas (CSPE-R), de termolímero de etileno propileno dieno (EPDM, EPDM-R); que describiremos a continuación.


Hemos contactado fabricantes de geomembranas en China, obteniendo cotizaciones que han sorprendido a nuestros clientes al comprobar el ahorro que se consigue, todos los proveedores cooperan enviando los instrumentos y equipos necesarios para la instalación.

Si bien el espectro de utilización de estas geomembranas es principalmente industrial, nuestro interés es dirigirnos a agricultores y empresarios pymes, ya que sabemos, es perfectamente posible abordar la compra e instalación de este producto.


Para gestionar la creciente variabilidad hídrica, responder a la mayor demanda de agua debido a las temperaturas más altas y mantener los avances en la seguridad alimentaria y energética, se requiere un cambio fundamental en la manera en que conceptualizamos y gestionamos el almacenamiento de agua. A diferencia del consumo cuando tenemos agua corriente, el consumo de agua almacenada nos permite cuál es el gasto que hacemos de la misma y, por consiguiente, desarrollar conciencia y cultura de ahorro.

235 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page